Salones a su disposición
Salones a su disposición
Salones para actividades corporativas
 
Recuerdos suizos
Recuerdos suizos
Recuerdos suizos por Maruja Tarre
 
 
Historial Gastronómico
 
 

Recuerdos suizos
Recuerdos suizos por Maruja Tarre...

 

Recuerdos Suizos

Por Maruja  Tarre

Como decía cuando empecé este blog, buena parte del placer de comer está asociado con episodios agradables del pasado. Mi infancia no son “recuerdos de un patio de Sevilla”, sino recuerdos de Ginebra, mi querida Ginebra. Suiza fue el país que nos acogió cuando mi papá era un perseguido político y después tuve oportunidad de regresar muchas veces, también con mis hijas.

Por eso, una raclette no es un simple pedazo de queso, comido una noche en el Tamanaco. La raclette evoca las fiestas del 1º de Agosto, cuando íbamos a Cologny a esperar que se fueran prendiendo las fogatas en las montañas, mientras comíamos en mesas comunales una gran lonja de queso derretido con cebollitas y pepinillos.

La última vez que comí rösti, que también se podía probar en el Festival Gastronómico suizo, fue en un desayuno en Bürgenstock. El único ruido ambiental eran las campanas de los rebaños. Mis caraqueñísimas hijas, influenciadas por la política de la época, decían que era un cacerolazo de vacas suizas. El cuerno de los Alpes suena muy diferente cuando está en un restaurante en Venezuela, que en Grütli o en Ballenberg, cuando su sonido triste compite con el foehn en los pinos. Pero el músico que trajeron a Caracas, es indudablemente muy simpático, un suizo “como uno se los imagina”.

 Existe una gastronomía urbana suiza de altísima sofisticación, las estrellas Michelin abundan en Ginebra, Lausanne o Zurich. Pero la comida típica de los cantones más pobres es sencilla, campesina, con extraordinarios ingredientes locales y muy ligada al entorno montañoso. La selección hecha por los amigos del Rincón Suizo y el Chef Michel Tschudi fue más bien de “tendance alemanique”. No podía faltar el emincé de ternera típico de Zürich, la carne seca de Grisons (siempre deliciosa y no engordante), salchichas de Berna, un repollo relleno de Zoug y como •”confort´food” unos macarrones de los Alpes con mucho queso o los Spätzli que quedan bien con todo.

En los postres sí se notó más la influencia de la Suiza francófona con las Crepes Suzette y una deliciosa Mousse de chocolate que mesclaba nuestro cacao venezolano, con abundantes fresas de la Colonia Tovar. Una noche de agradables recuerdos y gran amabilidad por parte de los anfitriones. Quedo con la curiosidad de ir a probar la fondue de los viernes en el Rincón Suizo, cuando regrese Pacheco a Caracas.


Link: http://www.sinflash.com/placeres/recuerdos-suizos/10282/

 
 
Apreciación Musical
Apreciación Musical
Clases de música de salón en la FUES
 
 
PATROCINANTES


http://



http://www.zurich.com.ve/



http://www.swissagro.com/



http://www.asegure.com/



http://www.nestle.com.ve/



http://www.grupofarma.com/



http://www.dhl.com.ve/es.html

 
 
  Copyright © 2011 - 2017  Fundación Espacio Suizo
  Rif. J-31111222-7